25 abril, 2013

Sin perdón

La historia de la rata de bronce

Un paseante entró en una tienda de antigüedades.
Después de mirar los artículos observó la figura de una rata, en bronce, muy realista.
No tenía la etiqueta con el precio pero decidió que le gustaba y que la compraría.
Llamó al dueño de la tienda y le preguntó:
- "Cuánto pide por esta rata de bronce?"
- Y el propietario le dijo: "12 euros por la estatua y 500 euros por la historia"
El cliente le pagó 12 euros y le dijo al dueño:
- "Me llevo sólo la rata pero no me interesa la historia."
Salió de la tienda y caminando calle abajo observó que le empezaban a seguir una cierta cantidad de ratas reales, vivas, que salían de los escondrijos y las alcantarillas.
El hombre se sintió desconcertado y empezó a caminar más rápido.
Pero unas calles más adelante la cantidad de ratas vivas que le seguían se convirtió en una marea de animales chillando y con aspecto amenazador.
Salió corriendo en dirección al mar y mirando hacia atrás vio que las ratas podían contarse ahora por MILLONES y que corrían más y más rápido.
El hombre presa del pánico se acercó al muelle y tiró al mar la figura de la rata
Asombrosamente los millones de ratas saltaron al agua y se ahogaron todas.
El hombre volvió a la tienda de antigüedades y el dueño, al verlo le dice:

- "Vaya, vaya, creo que ha vuelto para saber la historia, ¿no?"

- "NO" le dijo el hombre, "lo que quiero saber es si tiene usted también figuras de políticos y sindicalistas..."

Woody Allen # 5


18 abril, 2013

Elegido hombre del año

Breves # 68

En aquel pueblo eran tan brutos tan brutos, que en la iglesia del pueblo en vez de estar Jesucristo crucificado estaba a acojonado en una esquina.


El poder de un beso

Va por la carretera una caravana de fornidos y bigotudos motociclistas en sus poderosas, enormes y negras Harley-Davidson cuando de pronto ven a una chica a punto de saltar de un puente al río. Se detienen y el líder, particularmente corpulento y de aspecto rudo, desmonta, se dirige a ella y le pregunta:
- ¿Qué diablos se supone que estás haciendo?
- "Voy a suicidarme", responde suavemente la delicada muchacha con voz cadenciosa y gesto fatal.
El motociclista piensa unos segundos y finalmente le dice:
- Bueno, antes de saltar, ¿por qué no me das un beso?
Ella asiente, se hace a un lado su larga y rizada cabellera y le da un largo, apasionado y sabroso beso en la boca. Después de esa intensa experiencia, la tribu de motociclistas aplaude, el líder tiene que recuperar el resuello, se alisa la barba y al cabo admite:
- Ése fue el mejor beso que me han dado en mi vida.
- Es un verdadero talento el que se perderá si te suicidas.
- ¿Por qué quieres matarte?"
- Porque... "A mi papá no le gusta que me vista de mujer".

Woody Allen # 4


04 abril, 2013

Yo opino y mi mujer decide

El vasco y el gato

En un pueblo de una pequeña comarca vasca, un euskaldun (hablante del euskera) que vivía en un baserri (caserío) en la ladera de un mendi (monte) llega a la tienda del herri (pueblo) en un crudo día de invierno, con una tremenda helada, y un frio que te podrías reír de Siberia.
- Aúpa Joseba, -le dice al dueño-, quiero que me vendas una de esas bolsas de goma que se le pone agua caliente dentro para calentar la cama y tener los pies calientes.
- Coño, Patxi, ¡qué mala suerte! Justamente esta mañana le vendí la última a Izaskun, la del baserri Maitetxu.
- Patxi, puteado, le dice: ¿Y qué hago yo ahora con el frio que hace por la gau (noche)?
- No te preocupes hombre, yo te presto mi katu (gato).
- Ahí va, la hostia!!!! ¿Tu gato?
- Mi gato es gordito, te lo colocas en los pies dentro de la cama y verás que calorcito que te da toda la noche. El martes ya tendría más bolsas de esas. Vienes a por una y me devolverías el gato.
- Bueno, está bien. Eskerrik asko (gracias) Joseba.
- Agur (adiós) Patxi.
Joseba coge el gato y se dirige a su caserío.
Al día siguiente, aparece Patxi en la tienda de Joseba con la cara desfigurada por los arañazos del gato.
- JOSEBAAAAA!!!! ¡¡Me cago en la puta!! Vengo a devolverte este gato de mierda y te lo puedes meter por el culo. Mira como me ha puesto la cara.
- Pero Patxi, ¿qué ha pasado pues? Si es lo más manso que hay.
- ¿Manso?...... ¡La madre que lo parió! el embudo en el culo lo aguantó bien, pero cuando empecé a echarle el agua hirviendo, se puso como loco......

Enviado por Lulú

Woody Allen # 2