18 diciembre, 2014

Breves # 117

- Un gitano que estaba parado y decide llevarse las naranjas amargas de los árboles de su calle y las vende como si fuesen "guachis".
- Así cada día las vendía en un sitio distinto no fuese que lo "calaran", un día va a la Macarena, otro a Nervión, a Triana etc.
- Un día mientras pregonaba las naranjas se le acercan un padre y su hijo y le pregunta el padre:
- ¿Están buenas las naranjas?
- El gitano no se corta un pelo y le contesta: "Están durses como e larmiba"
- El padre: "Pues dale un gajito al niño pa que las pruebe"
- El niño se mete el gajo en la boca, lo mastica, se le pone la cara arrugaita, se le caen dos lagrimones como dos ollas exprés y le dice
al gitano: " ¡¡¡Me cago en tó tu puta madre!!!"
- El gitano le dice al padre: "¿Es delicaillo er niño, no?"
- Y el padre alucinando contesta: "Delicado no, era mudo"

No hay comentarios :

Publicar un comentario