27 agosto, 2015

Carta de un jubilado

CARTA DE UN JUBILADO A SU AMIGO PSICÓLOGO
Estimado doctor:
que par de truchasAhora que estoy retirado, puedo dedicarme plenamente a mi pasión, pescar Truchas.
Compré un barquito y confié en que mi mujer me acompañaría, pero a ella no le gusta ir de pesca.
En el club de pesca, entablé conversación con Paquita, que es tan apasionada como yo a la pesca de las truchas. Nos hicimos rápidamente compañeros de pesca. Como ya dije, a mi mujer no le gusta ir de pesca y siempre protesta que paso demasiado tiempo en mi barquito.
Hace un par de semanas Paquita y yo hicimos dos magnificas capturas. Yo pesqué un ejemplar de trucha enorme y poco después Paquita pescó el pez gemelo. Naturalmente saqué una foto mientras Paquita mantenía los peces en alto.
Le enseñe con orgullo la foto a mi esposa confiando que a ver si así, se despertaba en ella el interés por la pesca. Pero su reacción fue negativa. Me dijo que tenía que dejar de inmediato el deporte de la pesca y vender el barco.
¡Pienso que ella no me quiere dar el gusto de practicar mi afición!
¿Qué debo hacer, doctor?
¿Tengo que comunicarle a mi mujer que se olvide de la cuestión y seguir con mi afición, o tengo que vender el barco si ella se aferra a su opinión?
Vayan las gracias adelantadas por su respuesta, sinceramente te saluda:
Juan.

P/D: Adjunto la foto de Paquita con las truchas gemelas que pescamos.
 

 

 REPUESTA PSICÓLOGO

 Estimado Juan:
Trata de deshacerte lo más rápido posible de tu mujer.
Las truchas que muestra Paquita son magníficas.
Tu amigo el psicólogo

Breves # 136

Cuídala


13 agosto, 2015